LA IMPORTANCIA DEL JUEGO

El Centro Infantil de la Sede de Guanacaste de la Universidad de Costa Rica, decidió celebrar el Día de la Salud Mental, invitando a los padres de familia y sus niños para que realizaran un taller, en el cual, la Dra. Sylvia Sánchez Oller, a través del juego se beficiarán de este recurso, que poco a poco, está pasando desapercibido, al tener el desarrollo tecnológico cada vez más apresurado y limitando las ventajas asociadas al juego.
El juego es esencial para el bienestar cognitivo, físico, social y emocional durante la infancia y la adolescencia, ya que la participación en actividades organizadas promueve el desarrollo saludable durante estas etapas.
El juego permite a los niños y niñas usar su creatividad mientras desarrollan su imaginación, destreza y fortaleza física, cognitiva y emocional, permitiendo un desarrollo saludable del cerebro: permite a los niños y niñas crear y explorar un mundo que pueden dominar, conquistando sus miedos mientras practican roles de adultos, a veces en conjunto con otros niños o con sus padres. A medida que dominan su mundo, el juego ayuda a los niños y niñas a desarrollar nuevas competencias que conducen a una mayor confianza y a enfrentar futuros desafíos.
Además, el juego no dirigido permite a los niños y niñas a aprender a trabajar en grupos, compartir, negociar, resolver conflictos y aprender habilidades de autodefensa. Facilita la toma de decisiones, se mueven a su propio ritmo, descubren sus propias áreas de interés y, en última instancia, participan plenamente en las fantasías que desean perseguir.
Idealmente, el espacio de juego cuando es compartido con sus padres, fortalece las funciones normativas aceptando las reglas, además que los padres aprenden a comunicarse de manera más efectiva con sus hijos y se les da otro entorno para ofrecer una amable y enriquecedora orientación, que facilita a mantener una relación duradera entre padres e hijos, que además ayuda a una interacción que permite una mejor adaptación social.
Sobre todo, el juego es una muestra de alegría muy preciada durante la infancia.
¿Cuánto hace que no juega con su hijo/a?